Los beneficios de la comunicación en una empresa

¿Tienes un negocio y buscas la máxima rentabilidad? ¿Quieres destacar frente a la competencia? ¿Conseguir una mayor visibilidad en el mercado? Si es así, esto te interesa.

En posts anteriores ya os comentábamos lo necesario que es planificar una estrategia o invertir en publicidad pero… ¿y la importancia de saber comunicarnos con nuestro público objetivo? En Capitán Quimera somos conscientes de lo importante que es la comunicación, pero sobre todo, somos conscientes de que si se hace hay que hacerlo bien.

La clave de un negocio no consiste solamente en alcanzar un gran volumen de ventas y trasladarlo así a la partida de ingresos, que también. La clave está en saber comunicar lo que ofreces a tu público objetivo y dirigirte a él de una forma adecuada. Partimos de la base de que todo hoy en día, comunica. Del mismo modo que tú comunicas con sus propios gestos, lo hace su empresa o su producto con la imagen que transmite. Es por ello que la comunicación es un pilar fundamental en una organización y por tanto, una pieza imprescindible para su correcto funcionamiento que conviene cuidar.

Una buena comunicación interna y externa, y una identidad visual corporativa definida ayudan a conseguir un mayor sentido de pertenencia entre los empleados y por consiguiente, generar mayor confianza entre el público, alcanzando así una mayor visibilidad de marca. Cada empresa tiene su propio estilo, sus propios valores y una identidad de marca que conviene definir y saber transmitir.

 

¿Cómo influye la comunicación corporativa en mi negocio?

 

Es cierto eso de que una imagen vale más que mil palabras, por lo que la imagen que transmitamos de nuestra empresa y de nuestro producto hacia el exterior, será lo que nos defina y, en gran medida depende de nosotros.

La comunicación corporativa y los negocios, son dos conceptos que están ligados. Este primer concepto, además de ser la forma en la que se percibe cada empresa, es la vía para construir una imagen hacia el exterior, hacia nuestros clientes, hacia nuestro público objetivo y hacia nuestro público potencial, -aquellos que en algún momento pueden llegar a ser nuestros clientes-. Y además, ayuda a favorecer el contacto entre ambas partes, lo que significa, mayor confianza, mayor visibilidad y por tanto, mejores resultados.

Un plan de comunicación bien definido nos ayudaría a:

  1. Diferenciarnos y destacar sobre la competencia.
  2. Aumentar el posicionamiento, es decir la imagen de marca.
  3. Aumentar la notoriedad o lo que es lo mismo, el nivel de conocimiento que tiene el público objetivo sobre nuestra marca o nuestro producto.
  4. Asociar los valores de nuestra marca a nuestro producto o a nuestro servicio.

 

Y es que si se consigue y se hace bien alcanzaremos nuestros objetivos; más clientes, mayor rentabilidad y a la larga, un aumento de los beneficios.

 

¿Quieres empezar?

 

 

 

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.